El I ching ofrece un consejo profundo de respuestas que nos inquieta para actuar de tal manera que podamos hacer frente al porvenir en las mejores condiciones posibles. La decisión final es nuestra; así seguimos siendo los responsables de nuestro destino último.

Este Oráculo del I-Ching nos habla con un lenguaje figurativo y poético, aludiendo a la respuesta exacta sobre lo que preguntamos o sobre aquello que el oráculo quiera decirnos.

Es uno de los métodos de consulta oracular más antiguos que existen. Su propósito es el de reflejar los cambios que operan constantemente en todos los niveles del universo.