Diente de león

La magia del diente de leon

Como preparar el te

 

Es una hierba floral común, que de hecho es considerada por muchos como una molestia, sobre todo si están cuidando de un pedazo de pasto. Puede crecer salvajemente donde sea. Pero esta hierba, con sus efímeras flores blancas,alberga una cantidad impresionante de beneficios médicos.

Ha sido usada como sanador y preventivo de enfermedades por siglos. Hoy en día es una de las hierbasmás estudiadas por la cienci

a médica occidental. Las siguientes son algunas razones para nunca eliminarlas de tu jardín (más bien recolectarlas), y, en lugar de pedir un deseo volando sus flores al viento, guardarla para hacer un té. O quizá una de cada tres puede ser usada como deseo (ya que también estas esparciendo sus semillas), las otras como la mejor receta para desintoxicar a tu cuerpo.

El diente de león es una hierba. La gente usa las partes de la planta que están sobre la tierra y las raíces para hacer los medicamentos.

El diente de león se usa para la falta de apetito, las molestias estomacales, el gas intestinal, los cálculos de los riñones, el dolor de las articulaciones, los dolores musculares, el eczema y para los moretones. El diente de león también se usa para aumentar la producción de orina y como un laxante para aumentar las evacuaciones. También se usa como un tónico para la piel, la sangre y la digestión.

Algunas personas usan el diente de león para el tratamiento de infecciones, especialmente las infecciones virales y ara el cáncer.

En los alimentos, el diente de león se usa en ensaladas verdes y en sopas, vino y té. La raíz tostada es utilizada como un substituto del café.

1.    Mantiene el correcto funcionamiento del hígado. La raíz del diente de león es conocida porque previene las hemorragias de hígado, pero también mejora la pureza de la sangre y el flujo de bilis, el cual es regulado por el hígado y juega un papel importante dentro del mismo.

2.    Combate el acné y el eczema. Si tienes un caso de acné, beber jugo de diente de león como estimulante, desintoxicante, diurético y antioxidante ayuda a combatir las toxinas que muchas veces resultan de las hormonas fuera de balance. Las toxinas son ultimadamente sudadas a través de la piel y, gracias a la habilidad estimulante del jugo, se abren los poros para permitir el proceso. La savia del diente de león también puede ser utilizado externamente. Además, ya que la savia es altamente alcalina y tiene propiedades que combaten los gérmenes, es recomendado como una manera ideal de manejar una variedad de condiciones dermatológicas incluyendo comezón general, eczema y tiña.

3.   Mejora la salud de los ojos. La Asociación Optométrica América recomienda que las personas consuman al menos 12 miligramos combinados de luteína y zeaxantina todos los días para ayudar a reducir los riesgos de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad. Los dientes de león contienen ambos de estos nutrientes. De hecho, sólo una taza excede la recomendación de la AOA para mantener la salud de los ojos, ya que contiene 15 miligramos de luteína y zeaxantina.

4.    Ayuda a bajar de peso. Consumir dientes de león es ideal para aquellos que quien bajar unos kilos. No sólo son bajos en calorías, también actúan como diuréticos, por lo tanto causan que el peso del agua sea desechado mediante la orina de una manera sana.

5.    La prevención de infecciones del tracto urinario (ITUs). El tomar por vía oral una combinación específica de raíz de diente de león y extractos de hoja de otra hierba llamada gayuba (uva ursi) parece ayudar a disminuir el número de ITUs en las mujeres. En esta combinación, se utiliza la gayuba porque parece matar las bacterias, y el diente de león porque aumenta el flujo de orina. Sin embargo, esta combinación no debería ser usada a largo plazo porque no se sabe si la gayuba es segura para uso por un tiempo prolongado.

6.    Sangre: Las hojas tiernas y frescas de diente de león son muy nutritivas. Tienen un contenido bastante alto de vitamina A, calcio y potasio; también son buena fuente de hierro, cinc, boro, sodio y las vitaminas B, C y D. Es un suplemento útil para purificar y fortalecer la sangre: aumenta la producción de glóbulos rojos, elimina el ácido úrico y regula la tensión arterial. En la herbolaria se recomienda para remediar la anemia.

7.    Diabetes: En Europa el diente de león se ha consumido como remedio para la diabetes. La raíz contiene azúcares que son relativamente fáciles de digerir por las personas diabéticas: en primavera contiene levulosa y en otoño ésta se cambia por la inulina; ambas son más fácilmente asimiladas que la sucrosa y otros azúcares comunes.

8.    Problemas de los riñones y vías urinarias: En francés, el diente de león tiene el apodo "pissenlit", el cual significa "orina en la cama". Durante siglos se ha empleado para estimular y purificar los riñones; se ha recomendado para remediar infecciones urinarias y cálculos (piedras en los riñones). Al contrario de otros diuréticos que provocan una pérdida de potasio, el diente de león no disminuye el potasio en el cuerpo.

9.    Digestión: Es un tónico amargo y laxante suave; estimula el apetito y la producción de bilis. Se ha utilizado para aliviar el estreñimiento, inapetencia y trastornos gástricos.

10. Hígado y piel: Tradicionalmente la salud de la piel se ha considerado muy vinculada al bienestar del hígado. El diente de león es un remedio eficaz contra las afecciones hepáticas y se ha empleado como remedio para problemas que se deben a la acumulación de toxinas en el cuerpo. En la medicina tradicional se ha utilizado para aliviar la ictericia, hepatitis, congestiones del hígado, cáncer y tumores, edema, erupciones de la piel, eczema, psoriasis y otras condiciones de la piel. Una infusión de la flor también se puede aplicar a la piel para lavar las áreas afectadas.

11. Otros usos médicos: El diente de león también se ha recomendado para artritis, reumatismo y otros trastornos crónicos de las articulaciones; problemas femeninos como equilibrar la menstruación, estimular la producción de leche materna y aliviar inflamación, tumores y abscesos en los senos. En algunos estudios de laboratorio, el extracto de Taraxacum officinale ha mostrado actividad antitumoral contra varios tipos de células cancerosas.

así como entre otros, la pérdida de apetito, los malestares estomacales, el gas intestinal (flatulencia), el estreñimiento, el dolor de tipo artrítico, otras afecciones.