• bio-1
  • bio-2
  • bio-3
  • bio-4

Según descubrimientos del Dr. Goiz, diversas combinaciones específicas de   microorganismos llegan a producir la mayoría de las enfermedades del hombre, incluso algunas en las que no siempre se reconoce una etiología microbiana, como en la diabetes, el cáncer, la artritis, la fibromialgia, la esclerosis, el lupus, el Alzheimer y el glaucoma, stress, tunel carpiano, rosácea, dolores lumbares, osteoporosis, influenzas, sinusitis, disfunciones de los órganos, epilepsia, conjuntivitis, meningitis, cirrosis hepática, codo tenista, hepatitis , entre otras. Con el biomagnetismo, un gran porcentaje de pacientes experimenta rápidas y notables mejorías que no ocurren comúnmente con otros tratamientos.

Según el Colegio de Biomagnetismo y Bioenergética de Chile, el biomagnetismo es “un sistema de diagnóstico terapéutico medicinal, que estudia, detecta, clasifica y corrige las alteraciones del pH mediante el uso del Par Biomagnético”.

El par Biomagnético corresponde a zonas del cuerpo que están hermanados y con polaridades distintas (carga positiva y negativa que permite un equilibrio).

El biomagnetismo médico corrige la alteración iónica y recupera el equilibrio perdido del cuerpo. Entre sus beneficios, destacan:

 1. Es compatible con cualquier otra forma de terapia alternativa y también puede utilizarse simultáneamente con tratamientos alopáticos  tradicionales.

2. Detecta las distorsiones del pH del organismo para conocer las patologías.

El biomagnetismo cura más de 120 enfermedades y no causa efectos colaterales ni requiere medicamentos. Tampoco se contrapone a los medicamentos y tratamientos que está llevando la persona con la medicina tradicional.

Enfermedades como el cáncer de mama, pulmonar, útero, osteoporosis, enfisema pulmonar, insuficiencia renal, leucemia, candidiasis, papiloma virus, VIH, sida, próstata, mal del Parkinson, alzheimer, soriasis e infertilidad son tratadas con sumo éxito a través del biomagnetismo.